Hace 3 años creamos Polka Dot, impulsadas por el enorme amor que sentimos por la buena Pastelería. Desde siempre el respeto total por los sabores y sus infinitas posibilidades ha sido para nosotras una constante obsesión que dio inicio en Barcelona, España, donde tuvimos el privilegio y la suerte de estudiar en la escuela de pastelería, Espai Sucre. Lograr ejecutar un ejercicio honesto, en el cual lo que se pague concuerde con los ingredientes ofrecidos, que la mandarina sepa a mandarina, el coco a coco…, esta es nuestra forma de exigirnos el máximo esfuerzo, ofreciendo el mejor producto posible a nuestros clientes para así retribuir su confianza en nuestra marca. ¡Salud!

     

Natalia y Lina